Uno de nuestros colaboradores es el Club Sportia patinaje, además de patinadores, tienen a runners en sus filas y en este artículo os cuentan algunas cosas que os animarán a patinar por diversión, para completar vuestro entrenamiento o para suplirlo en algunos momentos.

Muchos de vosotros os habéis calzado unos patines alguna vez y en algunos casos, no ha sido una buena experiencia. No tengáis miedo!…Es el momento de aprender por muchas razones.

A parte del gasto calórico que se hace, ya que, en un patinaje moderado, se pueden quemar entre 300 y 600 calorías en una hora y favorecer la salud cardiovascular.

Patinar es equivalente a trotar en términos de beneficios para la salud y el consumo de calorías, la reducción de la grasa corporal y el desarrollo de fuerza en las piernas. Y como contrapartida, es un deporte de bajo impacto que no tiene contraindicaciones para el cuidado de las rodillas. Esto último muy bueno para proteger nuestras articulaciones en momentos de mucha carga de entrenamiento.

  1. Tonifica los glúteos: al patinar se llevan a cabo dos acciones que trabajan el los glúteos, la extensión y la abducción de la cadera (que lo hace el movimiento de las piernas). De igual manera, se trabaja un pequeño músculo redondo en la parte externa de la cadera llamado tensor de la fascia lata. Ya sabéis lo importante que son estos músculos para la zancada y a veces nos toca entrenarlos de manera independiente. En patines es más divertido.
  2. Fortalece el abdomen y los muslos: los cuádriceps se activan cuando se hace patinaje en línea cuando el muslo se mueve hacia adelante (flexión de cadera), y cuando se endereza la pierna (extensión de la rodilla). La flexión de la cadera hace que también se trabajen los flexores de la cadera, que comienzan en la base del estómago y llega hasta el tope de la zona de los muslos. El abdomen, ese gran olvidado del entrenamiento y que es SUPER IMPORTANTE para tener un equilibrio a nivel de salud y rendimiento. Ganarás estabilidad, disminuirá tu fatiga, previene lesiones y ya ni te cuento lo bien que quedan las “chocolatinas” en tu barriga. Que decir del cuádriceps, tener estos músculos fuertes y sanos es una forma de tener rodillas sanas; mientras que, tener cuádriceps débiles, acortados o tensos aumenta el riesgo de lesión.
  3. Quema entre 300-600 calorías por sesión: un hombre de contextura normal, que pesa alrededor de 86 kilos puede quemar alrededor de 10 calorías por minuto de patinaje sobre ruedas, mientras que una mujer de tamaño promedio que pesa 73 kilos quemará alrededor de 9 calorías por minuto. Los beneficios de quemar pueden llegar a entre 300 y 600 calorías si se patina durante una hora completa. Si incluimos rutinas que hagan subir la intensidad dentro de los patines, como pueden ser el patinaje de velocidad o el hockey, esa quema calórica se aumenta.
  4. Refuerza los músculos isquiotibiales: este grupo de músculos se trabaja completamente cuando se patina, ya que durante todo el ejercicio se tiene que levantar el pie del suelo y luego mover el talón hacia la cola para deslizarse. El movimiento “inverso” al del Runner, hace que se eviten acortamientos de todo el tren posterior. Otra forma de trabajar esta zona.
  5. También tonifica brazos: aunque patinar se concentra principalmente en ejercitar la parte inferior del cuerpo, los brazos también se ejercitan producto de buscar el balance y equilibrio del cuerpo sobre las ruedas.
  6. Endurece la parte interna de las piernas: cada vez que se mueve el muslo hacia adentro para controlar la dirección del movimiento que se hace patinando, se ejercita intensamente la parte interna de las piernas o músculos aductores. Estos suelen ser músculos a los que prestamos poca atención como runners pero que a largo plazo nos acaban dando la lata.

Estas son algunas razones por las que os animamos a aprender a patinar y utilizar este gran deporte en vuestro entrenamiento semanal.

Si quieres más información de nuestros cursos y actividades solo tienes que visitar nuestra web www.clubsportia.com o seguirnos en redes sociales.