Esta carrera se desarrolla en el Yukon, uno de los 3 territorios de Canadá. Situado al Noroeste entre la Columbia Británica y el Océano Glaciar Ártico tiene una extensión de 483,450 km cuadrados y representa el 4,8% del área total de Canadá.

Esta considerada como la carrera más fría del mundo. Nació en 2003 y ofrece distancias de 100, 300 y hasta 430 millas por Alaska a completar en BTT, esquí o corriendo a pie.

Para afrontar la carrera hay que ir bien preparado. No en vano, se trata de casi 500 kilómetros a pie al este de Alaska, un territorio salvaje y nevado donde los osos y los lobos se complementan con temperaturas que el año pasado rozaron los 50 grados bajo cero.

Una de las condiciones que convierten a esta carrera en un reto aún mayor, es que sólo tienen 8 días para recorrer los casi 500 kilómetros que componen la Yukon Arctic Ultra. Por lo tanto, hay poco tiempo para dormir y se suele descansar una media de 4 horas.

Como medidas de seguridad, todos los corredores llevan un localizador aunque hay que tener en cuenta que los rescates pueden tardar hasta 48 horas en caso de incidente.

Además, es una prueba donde cada uno tiene que llevar su comida y todo lo que considere necesario para terminarla como el saco de dormir homologado para temperaturas de hasta 45 grados bajo cero.

En esta prueba contamos únicamente con un español que la haya ganado, y es el Ultramaratoniano Jorge Aubueso, quedo primero en la categoría de los 500 Km (300 Millas)