Antonio Navarrete es uno de los nuestros

El deporte ha sido siempre para mí un estímulo de superación. Mi interés por practicar deportes como el ciclismo primero, y después el running y natación, ha ido in crescendo al paso de los años, especialmente desde 1998, año en el que un grupo de profesores del IES Atenea de Ciudad Real, decidimos formar un club popular de maratón, al que finalmente le dimos el sobrenombre de Ala 14, nombre que la gran mayoría de sus componentes hemos difundido y llevado en nuestras camisetas corriendo por muchos lugares de este planeta, en todo tipo de carreras, desde maratones de asfalto hasta trails de montaña. Estos 18 años me han servido de mucho para adquirir la experiencia que da los años para que poco a poco vaya valorando dos aspectos que para mí son de vital importancia: Talento para saber qué y cuanto correr y Prudencia para saber cómo hacerlo.

El objetivo ha sido siempre terminar, como se suele decir, con honor y sin lesiones, pero es obvio que tal objetivo ha ido cambiando de matices a lo largo de los años. Los primeros años de estos 18, como suele ocurrir a todo el mundo, han sido para tratar de rebajar mis marcas. Los últimos han sido para tratar de aplicar estas dos grandes virtudes que he mencionado y sobre todo para documentarme a través de las diversas revistas de running que hay en el mercado, adquiriendo la cordura que para el runner debe ser fundamental, de ahí que mis consejos a compañeros y amigos de carrera han ido por estos derroteros: Correr por sensaciones aprendiendo el lenguaje de nuestro cuerpo en cada instante de carrera para actuar en consecuencia, evitando así males mayores.

Mis mejores deseos para todos los deportistas sean del deporte que sean.