Texto: Wenceslao Montarroso

Hay cosas que llegan por sí solas, fruto de una evolución natural. Una de ellas es este deporte que hoy les presentamos, cuya aparición en la provincia de Ciudad Real es muy sencilla de explicar: Hay cada vez más aficionados al atletismo popular, muchos de ellos tienen mascota e incluso salen a entrenar con ella, por lo tanto el siguiente paso sólo consistía en meter todos esos factores en una coctelera, agitarla y probar el resultado final. Para ello, en primer lugar fue necesario echar un vistazo a lo que sucedía alrededor, y así este grupo de pioneros descubrieron que ya existe un deporte en el que es el perro el que tira del corredor para completar una distancia, se llama Canicross.

“Todos hemos empezado porque éramos corredores que teníamos perro y nos gustaba salir a entrenar con ellos”, son palabras de Miky Monroy, presidente del Club de Canicross Sanchocan, responsable de la organización del circuito provincial que ya está en marcha. “Conocimos a los clubes de mushing de Toledo y Madrid, los empezamos a ver y hubo un grupo de gente que ya organizó el año pasado varias pruebas de una forma experimental. Empezaron 5 corredores y ahora ya hay 30 inscritos en la liga de Ciudad Real, a los que hay que sumar otros 40 o 50 que suelen participar en la categoría popular”, añade. Así surgió la creación del club, que ya está a punto de finalizar la temporada 2015 (desde octubre hasta mayo), y pensando en la organización de la segunda temporada, que se iniciará después del verano.

Esta disciplina depende de la Real Federación Española de Deportes de Invierno, pues tiene mucho que ver con el denominado “mushing” o tiro de trineos. Lo fundamental es que “el perro haga un trabajo de arrastre sobre el corredor, porque son carreras de perros, no de personas, y eso implica que el animal siempre debe ir por delante. El atleta debe correr al ritmo de su mascota y la clave es que haya una buena coordinación entre ellos”, explica Monroy. El material necesario para la práctica del Canicross consta de un arnés de cuerpo completo y de arrastre, con el apoyo principal en el pecho y el anclaje al final del lomo; una línea de tiro, con una parte elástica en el centro; y el cinturón o arnés que se pone el corredor con un mosquetón.

Para tomar contacto con este deporte, quienes lo deseen pueden acudir a las próximas pruebas que se celebrarán en Ciudad Real, el 3 de abril, y en Socuéllamos, el día 24 del mismo mes. Incluso aquellos que no tengan perro, podrán correr con alguno cedido por las protectoras de las localidades anfitrionas, que también ven en esta actividad una posibilidad más de adopción, además de que toda la recaudación en concepto de inscripción para la categoría popular se destina a estas entidades que trabajan con los animales.

Para la edición 2016 del circuito provincial de canicross, que contará con el apoyo de la Diputación Provincial, ya hay cerradas 6 pruebas en Puebla del Príncipe, Valdepeñas, Socuéllamos, Almagro, Alcázar de San Juan y Ciudad Real, y se espera alcanzar las 12. Además, miembros de Sanchocan han sido invitados a participar en el Campeonato de España de Clubes que se celebrará la próxima temporada.