Tal vez la Carrera Nocturna Villa de Piedrabuena es una de las citas que más deseamos los runners de Ciudad Real. Tal vez será por ser nocturna, por sus antorchas, por ver a todo el pueblo fuera, por la solidaridad de sus habitantes que apoyan con sus mangueras para atenuar el calor…seguramente es la carrera con más alicientes del circuito.

La de ayer no fue la carrera más calurosa de las que hemos “disfrutado” en Piedrabuena, aun así el calor hizo mella.

Lo que no cambia cada año es la magnífica organización del club “A ver quien tira”, desde la entrega de dorsales, avituallamientos, duchas, postcarrera, animación…

Ver en la salida la combinación de colores de las camisetas de cada club es símbolo de lo que es este circuito, runners de toda la provincia que se movilizan y hacen kilómetros por disfrutar de su hobby favorito.

En 2016 se cambió el recorrido habitual y te encuentras uno de los primeros alicientes, Plaza de Toros, en los primeros kilómetros. Es un clásico pasar por ella, escuchar Rock y venirte arriba de manera irremediable. Te da energía para los siguiente kilómetros

Si duras son las subidas, eternas y deliciosas son las bajadas. Ese continuo sube y baja hace que sea una carrera muy difícil por no poder mantener un ritmo constante a lo largo de sus kilómetros.

Piedrabuena tiene sus clásicos: la gente en las puertas de sus casas con las mangueras, las terrazas de los bares con los aficionados animando, gente sentada en la escalinata de la iglesia, aunque lo más destacable de la carrera es ver a todo un pueblo volcado con su carrera, con orgullo y con ganas de agradar a la gente que viene de fuera. Aunque el que más y el que menos te dice: ” A que es dura la carrera de mi pueblo”. Pues si, es dura pero es preciosa.

YA QUEDA UN DÍA MENOS PARA LA  CARRERA NOCTURNA VILLA DE PIEDRABUENA 2018

#CORROPORQUEMEDALAGANA