NUESTRA EXPERIENCIA EN ULTRA TRAIL BOSQUES DEL SUR

Desde el primer día que confirmamos nuestra presencia en la carrera, me hizo mucha ilusión volver a la provincia que me vio nacer y que tiene, al igual que Ciudad Real, muchos lugares por descubrir, por algo es un Paraiso Interior.

La carrera se presentaba exigente con 46km y más de 2600m de desnivel positivo, sabíamos que no sería un paseo y para ello nos preparamos.

La noche antes, vimos la salida de los/as valientes que iniciaban la aventura del ultra Trail de 109km con un desnivel positivo de 5621m, en sus caras se veía la exigencia física y mental que les esperaba. El tiempo acompaño en la salida y durante bastante tiempo de la carrera.

A las 8:00h era nuestro turno, coincidimos allí con algunos amigos del Club Sonrisas y Montañas, gente más preparada y rápida que nosotros, por lo que les perdimos de vista nada más salir.

Salida en un sitio idílico, los restos de la Iglesia de Santa María de Cazorla. Nada más salir giro a la izquierda y empezamos a subir (para que esperar más). Subida al Pico Gilillo, con 1848m de altura. Al principio, en fila india debido a la cantidad de corredores que estábamos en la salida, pero pronto se iba resolviendo el problema con la diferencia de ritmos que imponían unos y otros corredores. Nosotros nos lo tomamos con calma, sabiendo nuestro estado de forma y todo lo que quedaba por delante. Mejor ser conservadores.

Una vez llegado a lo más alto, avituallamiento y a bajar. Empieza un recorrido emboscado, con caminos y sendas preciosas, vistas espectaculares y espacio perfecto para perderse en un día de campo….no tuvimos cobertura de móvil casi en ningún momento, por ello la organización nos dio una baliza GPS, para no perder a nadie, y de paso se podía hacer un seguimiento online de los corredores y corredoras.

La carrera transcurrió de manera muy parecida, pero con el aliciente de ir recorriendo lugares de distinta belleza. Ríos, sendas de bajada técnicas, alguna subida más exigente y caminos que invitaban a correr.

El día estuvo perfecto para disfrutar, pero al caer la tarde, se empezó a nublar y las tormentas se nos echaron encima. Granizos del tamaño de canicas (o incluso más grandes) nos hicieron resguardarnos debajo de unas piedras durante 5 minutos. Una vez pasado lo más gordo, nos lanzamos a hacer los últimos kilómetros debajo de la lluvia y con unos fuertes truenos que auguraban más lluvia y tormentas durante toda la tarde/noche.

Llegamos por fin a meta, con una sonrisa en la cara y agradeciendo que la lluvia y las tormentas nos pillaran tan cerca del final. Al final de la tarde la organización tomo la sabia decisión de finalizar la prueba ultra y recoger a los corredores y corredoras que aún estaban en carrera. Para nosotros, viendo lo que se les venía encima, decisión muy valiente y con criterio.

La cervecita y el bocata de lomo calentito que nos dieron en meta, recupero nuestro cuerpo en cuestión de segundos.

Para mi todo un placer haber disfrutado de esta carrera que seguro repetiremos en 2019. Y como no, os invitamos a participar en cualquiera de sus versiones. Por varias razones….Pilla cerca, el entorno es único y la organización es buenísima…. seguro que tu también tienes motivaciones para ir. No lo dudes…ULTRA TRAIL BOSQUES DEL SUR 2019.