Gemma Arenas – Entrenamiento y genética

Citamos a Gemma Arenas en el lugar en el que comenzó a forjar su leyenda. Las pistas del Polideportivo Rey Juan Carlos I de Ciudad Real han sido el salón en el que esta almagreña se ha coronado hasta en cuatro ocasiones como la reina del atletismo de Castilla-la Mancha, venciendo en la mítica distancia del maratón. Tocó la gloria sobre el asfalto y decidió pasarse al campo, donde también está consiguiendo resultados tan importantes como el campeonato de España de Ultra Trail del año pasado.

Casada, comparte su pasión por este deporte con su marido Agustín Luján, y reparte su vida entre su trabajo, sus hijos y los entrenamientos. Atiende a Runin926 para recordar su trayectoria deportiva, para conocer a la persona que hay detrás de la atleta y cuáles son sus objetivos de cara a este 2015.

3

¿Cómo es la Gemma que los aficionados al atletismo no conocen?

Soy una persona corriente, como cualquier otra, dedicada a un trabajo, a una familia con mi marido y los dos niños, y sacando un ratito para el deporte, que me encanta, sobre todo correr.

¿Y cómo empezó su afición al atletismo?

Cuando estaba en el colegio, se me daba muy bien correr, sobre todo el campo a través, que en aquella época estaba muy de moda. Pero cuando terminé la etapa escolar, en mi pueblo, Almagro, no había escuela de atletismo, así que empecé a trabajar y lo dejé todo. En el 2004, el por entonces mi novio fue a correr la media maratón de Madrid y yo le acompañé. Tanto me gustó el ambiente y ver a la gente correr que me propuse hacerla yo al año siguiente. Y así fue, la preparé y en 2005 hice mi primera media maratón con una marca de 1 hora y 58 minutos, pero lo más importante es que disfruté un montón con aquella experiencia. A partir de ahí seguí participando en algunas carreras, pero no a nivel de competición, fue después de casarnos cuando nos propusimos dedicarle más tiempo. Hemos tenido mucha suerte y entrenando hemos conseguido tener buenas marcas.

2008 también fue un año importante, porque ahí se produce su primera participación en el Circuito Provincial de Carreras Populares. Podríamos decir que aquello fue un gran punto de inflexión en su trayectoria deportiva.

2

El circuito ya llevaba un año, pero yo no estaba inscrita porque apenas había empezado a correr. Participé en las cuatro últimas pruebas y fue muy bonito y me gustó mucho el ambiente que se vivía. Eso me decidió a inscribirme el año siguiente y aquello fue un aliciente muy bueno para mí, de hecho desde entonces he estado inscrita todos los años, excepto los dos en que tuve los embarazos. El año pasado sólo pude correr cuatro pruebas, y las gané, porque estaba más centrada en la montaña y me coincidían muchas carreras. Pero puedo decir que en el circuito he hecho muchas amistades y creo que siempre las tendré.

Hoy estamos en el Polideportivo Rey Juan Carlos I, un sitio bonito para ti, porque aquí ha conseguido sus cuatro triunfos en el Maratón Popular de Castilla-la Mancha.

También he ganado alguna vez el 10.000, la Carrera Urbana que forma parte del Circuito provincial. Me encanta correr tan cerca de casa porque siempre tienes mucha motivación.

En 2014 llega el paso a la montaña, otro punto de inflexión muy importante.

La verdad es que sí, la montaña es muy divertida, también he tenido la suerte de congeniar muy bien con ese terreno, a pesar de no tener muchas opciones de poder entrenar cerca de casa. Me he adaptado muy bien, he tenido varias victorias e incluso puestos interesantes, como en el pasado Ultra Pirineu, última prueba de la Copa del Mundo, donde corrí con las mejores y quedé cuarta. Estoy muy satisfecha con los resultados conseguidos hasta el momento, y de cara a este año tengo nuevos proyectos en mente y espero afrontarlos con un gran éxito también.

Entramos ya en el terreno de lo personal. Esta es una pasión compartida con su marido, Agustín Luján, imagino que eso también ha tenido mucho que ver en esa progresión tan espectacular que ha vivido en su trayectoria como atleta.

A él también le gusta, aunque siempre ha sido más de bici, más triatleta, incluso natación. No tenía tanta afición por el asfalto, pero al conocer el mundo de la montaña le ha encantado. Es totalmente distinto, subes, bajas, corres de una manera muy diferente. Te permite poder olvidarte un poco del reloj, porque en asfalto siempre estás controlando el ritmo que llevas.

En cambio, en su caso, sí que ha sabido sacar el gusto por ambas disciplinas.

A mí correr rápido me gusta mucho, pero he conocido la montaña, es un mundo totalmente distinto y se me está dando bien, así que quiero aprovechar estos años. Luego ya, cuando no tenga el nivel para estar en la élite, seguiré corriendo tanto en asfalto como en montaña, pero a nivel popular, porque lo importante es correr. Aprovecho para animar a la gente a que haga deporte porque es algo que te aporta muchísimas cosas positivas.

Hablábamos antes de puntos de inflexión en la trayectoria deportiva, pero también hay momentos muy importantes en su vida personal. Me refiero al nacimiento de sus dos hijos, aunque sorprende la capacidad que ha tenido para que su vida no cambie un ápice respecto al deporte.

Con la gran ayuda de mis padres y de mis suegros, que son quienes se quedan con ellos cuando voy a entrenar o cuando hago un viaje largo, he podido compaginarlo. Siempre que puedo me los llevo para disfrutar de ellos cada vez que corro, y la verdad es que lo he llevado bastante bien, aunque he tenido dos cesáreas me he recuperado muy bien en los dos casos y enseguida he vuelto a correr, y además disfrutando de la familia.

Ese es otro aspecto muy sorprendente, un nacimiento con cesárea, y prácticamente al mes ya estaba de vuelta al asfalto

Después de nueve meses de no hacer nada tenía muchas ganas de volver a correr, y aunque fueran cesáreas yo notaba que me recuperaba pronto y volvía a hacer buenas marcas, reconozco que eso es una pasada.

“Me gustaría poder correr alguna carrera con mis hijos”

Esto también puede ser un ejemplo para muchas mujeres que son deportistas y que en algunos casos con la llegada de los hijos abandonan un poco esa faceta.

Siempre que tengas ayuda, puedes sacar un rato para ir a entrenar y también para disfrutar de ellos.

Cuéntenos cómo es su día a día en cuanto a esa conciliación de las vidas laboral, familiar y deportiva.

Tengo reducción de jornada en el trabajo y sólo voy 15 días al mes, por lo que la otra mitad la tengo libre. Los días que trabajo, a los peques los veo un poco menos porque cuando salgo tengo que ir a entrenar, pero tampoco entreno todos los días. Suelo entrenar cuatro días a la semana, incluyendo la competición, por lo que los otros tres días puedo disfrutar más de ellos. Y en cuanto a la quincena en la que no trabajo, los dedico más a entrenar y más a estar con ellos.

¿Hasta cuándo se ve corriendo?

Si les gusta este mundo, a mí me gustaría por lo menos llegar a correr alguna carrera con mis hijos.

Para entonces lo normal es que haya vuelto al pelotón popular, a vivir el atletismo desde una perspectiva diferente a la de ahora.

Yo empecé en el grupo de atrás y he ido evolucionando con los años. Ha sido un proceso de entrenamiento y de experiencia lo que me ha hecho mejorar. Pero yo he sido corredora popular y esa experiencia me ha encantado, claro que me gustaría volver a vivirla.

¿Ha echado en falta más ayudas, de nivel institucional o de otro tipo?

Todos sabemos que este deporte, el atletismo, no suele recibir muchas ayudas. A lo mejor si eres muy buena y despuntas mucho puedes tener algo más. Ahora en la montaña estoy consiguiendo algunos logros como ser campeona de España de Ultra, y eso también te da más nombre, y sí que este año voy a tener unos patrocinadores que me van a aportar una cantidad económica para ayudarme por lo menos en la Copa del Mundo y en el Campeonato del Mundo, que no salga todo de nuestro bolsillo.

Aquí en la provincia ya es muy conocida, pero además, estos nuevos éxitos en la montaña le están permitiendo darse a conocer en otros ámbitos.

Es algo que me ha sorprendido mucho del cambio del asfalto a la montaña. Que vayas a un sitio a correr y la gente te reconozca es una pasada, incluso se quieren hacer fotos contigo aunque yo me considero una persona normal y corriente.

Hablemos de futuro, viene un año muy cargado pero con proyectos muy bonitos.

Cargado porque es todo de ultras prácticamente, pero con muchas ganas. Haré también pruebas en línea que me van a servir de entrenamiento, porque me gusta que uno de los días de entrenamiento a la semana sea de competición, eso me permite descargar un poco el tiempo entre semana para dedicarlo a otras cosas. Espero que sea un buen año y que pueda conseguir los objetivos planteados.

Gemma Arenas se despide con gratitud hacia Runin926, esta nueva publicación que ha contado con ella para su estreno. Mucha suerte a la atleta almagreña a la que deseamos un año en el que pueda alcanzar todos sus objetivos.

Entrevista: Wenceslao Montarroso

Fotografia: Carlos García-Donas Fernández

Datos Personales

Gemma Arenas

37 años

Casada y con dos hijos

Fechas:

2005: Corre su primera media maratón en Madrid con un tiempo de 1h 58′

2008: Se inscribe por primera vez en el Circuito Provincial de Carreras Populares

2011: Consigue su primera victoria en el Maratón Popular de Castilla-la Mancha (luego llegaría tres más en 2012, 2014 y 2015).

2014: Primera experiencia en la montaña, gana la Maratón Alpina de Jarapalos y los 101 kilómetros de Ronda

2014: Se proclama campeona de España de Ultra

2014: Segunda en la Copa de España, gana 3 de las 4 pruebas en las que participa

2014: Participa con la selección española en el Campeonato de Europa Ultra, logrando la séptima plaza individual y la primera por equipos.