Entradas

Agustín Durán – “Correr me ha cambiado la vida para bien”

ENTREVISTA: Agustín Durán, humorista y runner

Por Wenceslao Montarroso – Fotografía: Rafa Pradas

 

Creía que iba a ser portada de la revista “Jara y Sedal” porque no entiende que haya motivos para aparecer en primera plana de Runin 926, y más teniendo en cuenta que sucede en semejante privilegio a Gema Arenas. “Será porque son amigos míos”, supone, derrochando las primeras pizcas del humor que le ha catapultado a la fama, “o porque querrían a alguien bonito, que cuando le vean apetezca abrir la revista…” Un consejo, cuando lean esta entrevista intenten imaginarse cada respuesta con el característico acento manchego de Agustín Durán, y luego, disfrútenla.

foto-vertical01

Pregunta.- Y esto de correr, ¿por qué?

Respuesta.- Empecé en el año 2012, cuando yo pesaba 130 kilos y me estaba fumando cerca de paquete y medio de tabaco al día. Durante un tiempo, tenía que ir cada mes a urgencias porque pensaba que me iba a morir, sentía ataques de ansiedad o que me quedaba atascao. De la noche a la mañana se me cruzaron los cables, un 12 de abril dije que no iba a fumar más, un 15 de abril me puse a correr, y hasta hoy. En poco menos de un año me quité casi 50 kilos corriendo, y comiendo igual que antes. Se puede decir que correr me cambió la vida para bien.

P.- Hay mucha gente que lleva una vida sedentaria con hábitos poco saludables, y que podría tomarte como ejemplo, ¿cómo fueron esos inicios?

R.- Al principio iba muy despacito, prácticamente a rastras, alternando correr con andar. Aunque estaba muy gordo, antes había jugado a fútbol y algo de deportista tenía por ahí metido. Empecé poco a poco y hubo algo que me ayudó mucho, fue una aplicación de estas de móvil, que me iba diciendo los tiempos que iba haciendo, y mi objetivo era cada día ir un poco mejor, aunque fuera un segundo. Esos objetivos, aunque muy cortitos, me dieron una motivación extra, y eso, unido a que el cuerpo me iba respondiendo bien, y que no me lesioné, es lo que me hizo engancharme desde el primer día, y eso que iba asfixiao

P.- Porque mover 130 kilos no es fácil, casi tiene más mérito lo que hacías entonces que lo de ahora…

R.- Iba corriendo con lastre, haciendo surcos por ahí por la ronda, seguro que todavía están marcados. Tampoco era consciente de lo que hacía en aquel momento, pero ahora ese entrenamiento que hice con lastres se ve premiado con el paso del tiempo.

P.- Sí, porque no sólo has conseguido adelgazar y seguir corriendo, si no hacer marcas muy interesantes para un atleta popular.

R.- Al principio no me lesionaba, pero ahora sí llevo unos meses bastante jodíos, con el sóleo este asqueroso… Pero he llegado a correr varias carreras populares, los 10 kilómetros por ejemplo en 37 minutos, que para un tío que hace tres años era un tonel está muy bien, o hacer una media maratón en 1 hora y 24 minutos, son marcas que yo jamás habría soñado, me hacen estar muy contento de lo que mi cuerpo ha sido capaz de dar de sí.

P.- Empiezas entrenando, no sé si por la ronda por los caminos cercanos a Ciudad Real, y llega un momento en que te inscribes en tu primera carrera, ¿cuál fue y qué te motivó a apuntarte?

R.- Empecé por el parque del Cementerio, por detrás de la Universidad… También me ayudó mucho correr en Picón, porque cuando llegaba de trabajar por la noche el pueblo estaba desierto, era mi circuito privado, los caminos de Picón han sido mi gimnasio y les tengo un cariño especial. Después de estar corriendo unos meses, hubo una carrera, un memorial que hay en Poblete que está fuera del circuito, y fue la primera a la que me apunté. Allí disfruté muchísimo del ambiente, viendo a la gente… Mi objetivo en esa carrera era intentar bajar de 50 minutos. Y la primera carrera del circuito fue una de las más duras, la de Piedrabuena, que tiene un montón de cuestas, pero disfruté como un guarro en un charco, me lo pasé genial. Ahí me enganché y a partir de esa carrera intenté correr todas las que pude y más.

foto-vertical02

P.- Aparte de tu faceta como corredor tienes otras muchas más facetas… ¿A qué te dedicas realmente?

R.- No estoy muy seguro, soy un titiritero… Disfruto, hago muchas cosas pero con todas me las paso bien, tengo suerte. Soy profesor de piano, y disfruto mucho, sobre todo con los que estudian… Con los monólogos igual, y ahora que estoy metiendo el pescuezo por el cine y la televisión, lo mismo. Soy un afortunado que a día de hoy disfruta de lo que hace y eso es una bendición.

P.- En poco tiempo, y gracias a las redes sociales, has alcanzado un nivel de fama y notoriedad importante…

R.- Más que gracias a las redes sociales, es gracias a la gente, porque son ellos los que te mueven y a cambio de nada. El que comparte un vídeo en su casa hace que lo vean sus amigos, y sumando cada vez más público. Mis vídeos se están expandiendo en las redes sociales pero es gracias a la gente, todo lo que me está pasando se lo debo a ellos, mi gratitud es total.

P.- Y gracias a esa popularidad, has participado en una película con uno de tus ídolos de la infancia.

R.- Así es, con Fernando Esteso. Gracias a un vídeo que alguien compartió en algún lugar, llegó a los ojos del director, y me escribió. Me dijo “oye, ¿eres así de imbécil todo el día?, porque me interesaría que estuvieras en una película…”. De primeras iba a hacer un papel secundario con cuatro frases, pero la semana antes del rodaje hubo una serie de problemas con un protagonista y me lo chupé entero, cogí el papel de uno de los hijos de Esteso y me paso toda la película diciendo tontás y en pelotas.  Por la puerta grande, y con Esteso, que es uno de mis ídolos del cine español. A mí que me gusta la comedia, que desde pequeño con mi abuelo nos poníamos a ver películas españolas como “La Vaquilla”, “Viva la banda”, “Los Bingueros”… y verte de repente ahí metido, pues imagínate. A mi abuelo, por cierto, le apodaban en el pueblo Agustín “el cachondo”, o sea que ahí hay un legado.

P.- Así has salido…

R.- La casta, en mi pueblo la familia entera somos “los cachondos”, incluso mi padre, aunque no lo parezca… (Su padre, Emilio Durán, ha sido comisario jefe provincial del Cuerpo Nacional de Policía).

P.- ¿También gozas de popularidad dentro del circuito provincial de carreras populares?

R.- Este último año estoy negado por las lesiones, solo he podido correr una carrera, pero ya voy a intentar retomar el ritmo, porque siempre me ha coincidido con rodajes e historias. Pero sí noto que dentro del circuito mucha gente me saluda, incluso por redes sociales alguno me dice que he faltado a la carrera de no sé dónde. La verdad es que me gusta que me saluden dentro de las carreras. En la última media maratón de Valdepeñas me pasó una cosa muy curiosa, iba asfixiado porque no estaba bien entrenado, llegó un atleta de un club de Daimiel y se puso a hablar conmigo, me dijo que contara alguna tontería, pero yo no estaba para hablar mucho en ese momento, y empezó a tirar de mí y gracias a eso pude llegar a la meta.

P.- En este mismo número, en otra entrevista con Javier Morales y Eduardo Zurita, hablamos de lo que une este deporte, ¿estás de acuerdo con ese espíritu?

R.- Dentro de cada uno el espíritu competitivo siempre está, te gusta ganar al otro aunque sea tu amigo. Pero la unión en este tipo de deportes está ahí, y si ves a alguien pasándolo mal o cualquier cosa, le ayudas. Pero sin dejar de lado esa sana competitividad de querer llegar por delante. La mejor motivación de esto es ser capaz de llegar, muchas veces en las carreras vas reventado, pero tienes que ganarte a ti mismo.

P.- ¿Cuántos borregos has conocido en las carreras?

R.- Muchísimos, y tengo muy buenos amigos además. El segundo año ya me metí en un club incluso, en el POLCRE, que también me tratan bien, y ahí nos pegamos nuestras carreras. Al final los clubes de atletismo son como una familia.

P.- O sea, que ya no sales a entrenar solo.

R.- Bueno, para eso soy un poco más delicao. Me gusta entrenar solo, aunque dicen que es mejor entrenar con más gente. Al principio sí que salía con amigos en Picón, y cuando me dejaban atrás yo los veía a lo lejos y no me quejaba ni decía nada, pero cuando se empezaron a quedar detrás de mí, ya no se venían. Desde entonces salgo solo porque es mi momento, y además puedo escuchar algún podcast de programas de deportes, y se me pasa el tiempo volao.

P.- ¿Hasta cuándo te ves corriendo?

R.- Ojalá pueda ser siempre, porque el deporte se ha convertido en una necesidad para mí. Veo a gente en las carreras populares con 60 o 70 años y me gustaría ser como ellos, mientras me respete el físico y no sufra corriendo, seguiré haciendo deporte. También hay que pensar en la salud, pero si el físico puede, aunque la cabeza no quiera, seguiré corriendo. Si algo he aprendido es que el deporte es muy parecido al humor, es una carrera de fondo, igual que la comedia. Esto no se termina nunca, hay que seguir dedicándole mucho tiempo.

P.- ¿Corres callado o eres de los que van soltando chascarrillos para animarse un poco?

R.- Nada, yo corro callado…

P.- Será el único momento del día… (risas)

R.- Sí, es el único momento en que no abro el pico. Hombre, si voy con alguien que lleva un ritmo suavecito, sí puedo ir hablando, pero si voy en una carrera popular, charlas cero. No soy capaz de hablar, me asfixio, me entra flato. Al principio me acostumbré a llevar unos ritmos de respiración muy marcados y si no los respeto, me ahogo.

P.- Lo de correr con ropa deportiva del FC Barcelona…

R.- Durante muchos años ha sido el regalo estrella de mis cumpleaños, sólo me regalaban prendas del Barça y claro, había que ponérselo. Es una ropa muy buena, no se queda pegada a la piel ni nada, y luego también me gusta ir enseñando el escudo de vez en cuando. Aunque hay una cosa que tu no sabes, y es que tengo una colección de camisetas de fútbol, tengo más de 150, y también hay una del Real Madrid y con el 10 de Figo, que para un barcelonista como yo, fíjate.

P.- ¿Quién te cae mejor, uno que corre con una camiseta técnica de última generación o el que corre con la camiseta de Caja Rural?

R.- Están bien las dos cosas. El que corre ya me cae bien, porque sé el trabajo que cuesta estar ahí, y sobre todo cuando voy con el coche, veo a la gente corriendo, y ves a alguien que va medio a rastras, tiene mucho mérito. Tanto los que aman el postureo, como los que se calzan unas albarcas y una camiseta de Grúas Cambronero y se ponen a correr, tienen mi respeto total. Yo soy uno más, ahora me pongo camisetas más refinás, pero cuando empecé a correr me ponía camisetas de propaganda. O sacos, lo que me cabía.

 

Perfil

Agustín Durán es muchas cosas. De momento se gana la vida como profesor de piano, pero su humor no pasó desapercibido a la red social Facebook, donde miles de personas han visto y compartido sus vídeos. Eso le ha llevado a participar como protagonista en la recién estrenada película “Re-emigrantes. Adiós Madrid, que te quedas sin gente”, junto a Fernando Esteso. Colabora habitualmente con Radio Castilla-la Mancha y acaba de estrenar el programa “Planeta Tikis Mikis” en la televisión regional. Ha recorrido prácticamente toda la comunidad autónoma con sus monólogos.

Lo que el Running une, “Políticos y Runners” – Eduardo Zurita y Javier Morales

Por: Wenceslao Montarroso

 

Eduardo Zurita fue concejal de Deportes en el Ayuntamiento de Miguelturra, mientras que Javier Morales, ha sido también edil en el consistorio de Ciudad Real y director general de Cultura de la Junta de Comunidades. Uno es del PSOE, el otro del PP, pero en esta charla dejan muy claro que cuando se calzan las zapatillas, no hay diferencias. Lo que el Runinng une, no lo separa la política.

Iniciamos la charla con un objetivo común, poner de manifiesto esa otra cara del atletismo, quizá la más importante, la que demuestra que los mayores éxitos de una carrera popular son los amigos que uno encuentra en el camino. No importa de dónde se venga ni cómo se piense, vestidos de corto, todos somos iguales. Una experiencia que comparten nuestros dos protagonistas, Javier Morales y Eduardo Zurita.

 

Javier Morales: Una experiencia muy gratificante, yo sólo puedo tener palabras positivas para las carreras populares. Hace años se dio la feliz idea de poner en marcha este proyecto que ha ido in crescendo, cada vez hay más gente implicada, está mejorando también esa vida sana que todos queremos llevar a cabo, y a título personal me ha reportado muchas circunstancias positivas. Yo empecé a correr por necesidad, por una cuestión personal, necesitaba un cambio de rumbo en mi vida, y al hilo de esa vocación política que también he tenido. Porque la política estresa bastante, y correr me daba la oportunidad de cambiar el chip. Llegaba a casa tras un día agotador con muchos problemas, y era ponerte las zapatillas y desparecían. Además el atletismo me ha dado la oportunidad de conocer a gente de todo tipo, incluso personas que había tenido una relación estrecha hacía años y que no las había vuelto a ver, con el atletismo he podido recuperarlas. Más allá de los beneficios físicos, lo más importante son las relaciones humanas que te aporta.

Eduardo Zurita: Al final, son experiencias humanas. El contacto piel a piel con todos los corredores en el circuito, antes y después de las carreras, hace que vayas encontrando nuevos amigos, nuevas relaciones, recuperes otras que habías dejado un poco en el camino, y al final la idea del circuito ha venido a redundar en el trabajo del deporte y en los hábitos saludables que debemos tener todas las personas para llegar a cierta edad con buena salud y reducir también los costes de la sanidad pública, que no es poco.

Vivimos un momento muy agitado en España con posiciones cada vez más radicalizadas, y poder charlar hoy con vosotros, demuestra que todo eso se puede normalizar.

EZ: Yo creo que ya tendría que estar normalizado, no haría falta el deporte para ello. Todos somos personas y hablando se entiende la gente, estamos obligados a ellos. Viendo la situación actual estamos abocados a unas nuevas elecciones y no podemos permitirnos un tercer periodo electoral. Hay que entenderse, sentarse todos los grupos políticos, y a partir de ahí cuando eres un gestor público, lo que tienes que hacer es trabajar para la ciudadanía, unas veces por mi, otras por ti, tenemos que dejar cosas en el camino y trabajar por los que nos han votado.

JM: Nosotros en este caso representamos a dos partidos con ideologías distintas, no digo contrapuestas, si no diferentes, que tienen más cosas en común de las que muchas veces nos pensamos, aunque a veces queramos empeñarnos en demostrar que no es así. Además, en ocasiones, siendo uno de Ciudad Real y otro de Miguelturra, con la batalla de “Malas Tardes” que tanto nos gusta recordar, esto es mucho más normal. Yo en mi etapa como director general he tenido unas relaciones espléndidas con el Ayuntamiento de Miguelturra. Cuando uno se quiere entender, tiene bastantes motivos para ello, y el deporte es así. Especialmente el atletismo, se corre en individual pero se disfruta en colectivo, y esa filosofía debemos llevarla al parlamento, que individualmente cada uno pueda defender lo que quiera, pero el disfrute tiene que ser de todos. Para evitar ese posible tercer periodo electoral, deberíamos quitar vetos. En el atletismo no hay vetos, cuando ves que tu rival más próximo, si es que hay rival en una carrera popular, flaquea, le ayudas para que llegue contigo. Eso es una lección humana que todos tenemos que aprender.

¿Os conocisteis en política o en deporte?

JM: En política, yo recuerdo a Eduardo presentando alguna maratón de Ciudad Real y Miguelturra.

EZ: Era un acto deportivo, y los colores o las ideas de cada uno no se ven en ese momento, cuando vas a hacer el acto, a hablar, lo importante es trasvasar esa información e ir todos de la mano, los colores políticos se dejan a un lado.

JM: Lo importante de ese tipo de actos es ver cómo hay mucha gente trabajando en proyectos comunes. Era muy bonito. También debo decir que, aún siendo ciudadrealeño, me da un poco de pena que esa maratón no la disfrutemos también en Miguelturra, y quizá ese tema haya que reconducirlo cuanto antes porque le daba un colorido especial. Ese tipo de actos demostraban que hay muchos elementos en común, cómo se pueden poner de acuerdo municipios distintos y de ideologías distintas para organizar una prueba de tanto alto nivel.

Ya ha surgido el primer tema polémico de la charla, Eduardo.

EZ: No, polémico no. La organización del Maratón toma unas decisiones y el Ayuntamiento de Miguelturra otras. Siendo yo concejal de deportes, vimos y estudiamos todas las necesidades, sobre todo la difusión que se da a la marca Miguelturra, las contraprestaciones no eran las que la organización quería, y nosotros como Ayuntamiento no podemos estar invirtiendo una cantidad de dinero y recursos humanos, cuando después no hay un retorno para el municipio y la ciudadanía. Sí que lamentamos que cuando vas a correr, se haya perdido el punto más álgido de toda la maratón, dicho por los corredores, que era el paso por Miguelturra, sobre todo en la segunda vuelta, que son los kilómetros del 34 al 39, los más difíciles. Eso duele a todo el mundo, también a los churriegos, pero ante todo, la organización tiene que saber valorar el trabajo que se ha hecho desde Miguelturra y yo personalmente creo que no se ha tenido en cuenta.

Os conocisteis en política, pero ¿cómo fue vuestro primer encuentro en una carrera?

JM: He de reconocer que me sorprendió un poco, aunque gratamente, porque sí que tenía a Eduardo claramente posicionado en la actividad deportiva, pero no me lo imaginaba por ejemplo corriendo una media maratón. Pero como a tanta gente que he visto,, concejales y políticos de otros Ayuntamientos que los ves ahí, algunos sólo corren la carrera de su pueblo, que también tiene su mérito, y poco a poco se van involucrando. Pero a mí me sorprendió por el aspecto físico de Eduardo, yo le hacía más jugando al baloncesto.

EZ: Es verdad que yo empecé en el baloncesto, pero al final como todo tiene su momento. Pasas una etapa sedentaria desde los 25 a los 35, que es cuando hay un cambio en tu vida, y decides retomar el deporte, decides empezar a correr, y empiezas a ir a muchos pueblos donde te dicen cosas al ver a una persona tan alta correr, cada uno con sus carencias, pero al final lo bonito del deporte es eso.

Ver a Javier sorprende menos, porque tiene un perfil más propio de atleta… (Javier Morales, apunta entre risas, que es un perfil más etíope).

EZ: La verdad es que me sorprendió porque no sabía que corría. Cuando iniciamos el circuito, al principio éramos 300 o 400 corredores, y en la tercera o cuarta carrera éramos los mismos, y ya nos íbamos conociendo unos con otros. Cuando irrumpió Javier, me chocó porque desconocía esta afición suya, pero al final, te encuentras a mucha gente que has conocido a lo largo de tu vida, y eso es lo bonito del deporte.

¿Habéis corrido algún kilómetro juntos?

EZ: Yo creo que hemos ido a ritmos diferentes.

JM: Además, cuando yo empecé a correr en el circuito, Eduardo tenía más responsabilidades que le impedían participar, sí hemos coincidido en alguna carrera, pero no recuerdo haber corrido juntos.

EZ: Yo desde 2011 a 2015, he corrido 6 o 7 carreras, porque entre lesiones, el no poder entrenar, con las cargas del Ayuntamiento no puedes llevar el mismo ritmo. Ahora estoy retomándolo otra vez, y vamos a ver si poco a poco, nos volvemos a juntar.

¿Quién lleva más ritmo de los dos?

EZ: Yo creo que estamos a la par.

JM: Sí, yo he visto tiempos de Eduardo y son más o menos similares.

DSCN8755

Wenceslao Montarroso, Eduardo Zurita y Javier Morales

O sea, que habéis hecho un trabajo de investigación previo a esta charla (tampoco esconden las risas antes de contestar esta cuestión).

EZ: No, no, no… Pero cuando le ves llegar a meta, a lo mejor ha hecho dos o tres minutos menos que yo, y tú sabes cómo estas de forma. Si yo tengo una media de 1h 26′ 16”, él está en 1h 27′ o por ahí….

JM: No, no, he bajado, mi mejor marca en media está en 1h 24′ 40”

EZ: Pues mejor que yo, ya es correr… (más risas).

JM: Las mejores marcas las he hecho en el último año y medio, en 10.000 tengo 37′ 50”, 1h 24′ 40” en la media que hice en Valdepeñas el año pasado, y la maratón la hice en Ciudad Real este último año en 3h, 7 minutos.

EZ: Yo en el 10.000 son 36, y 3 horas 6 minutos en maratón también.

¿Cuál es vuestra distancia favorita?

JM: Yo la que más disfruto corriendo es la media maratón rural de Miguelturra. La media me gusta, porque en 10.000 sales a un ritmo demasiado acelerado, demasiado brusco, me gusta más el ritmo tendido de la media, y la de Miguelturra me gusta porque correr por el campo es muy bonito.

EZ: Para mí, es cierto que en el 10.000 sales desbocado, y si haces buenos tiempos al final te sientes reconfortado, pero siempre vas con la lengua fuera. La mía es la media maratón, y sí entrenas bien la maratón, aunque acabes exhausto, ese momento final de entrada a la meta no te lo quita nadie.

Cada corredor tiene su distancia idónea…

JM: Sí, su ritmo. Además, intentar cambiarlo o forzarlo, no tiene excesivo sentido, sobre todo en carreras populares. Ahora vamos todos que parecemos Robocop, con un montón de cosas encima, y hay gente que le va pitando el pulsómetro porque va por encima de su ritmo y yo creo que deberíamos quitarnos eso de la cabeza. Aquí corremos contra uno mismo, no contra nadie. A mí el temor que me da es que esta afición tan creciente al running, que tiene su parte positiva, también pueda provocar situaciones tan negativas como las que hemos visto recientemente, y no hay que olvidar que esto es un hobby.

EZ: Vamos perdiendo un poco el norte, todos los que hacemos deporte tenemos nuestra parte competitiva, aunque sea contra ti mismo. Quieres mejorar tus tiempos cada vez, y eso hace que al final, no tengamos el horizonte muy claro, y vienen sucesos que realmente a todos nos inundan de malestar, pero desde el circuito sí que estamos trabajando ya en un protocolo de asistencia sanitaria que pondremos en marcha en 2017. Lo hemos hecho con un grupo de expertos, es muy extenso porque va a haber puntos intermedios de intervención, con desfibriladores y con ambulancias de soporte vital básico, por lo que al final nos va a permitir avanzar mucho, vamos a poner todos los recursos. Aunque el coste es muy grande, por encima de todo está la cobertura sanitaria de todos los corredores.

¿Cómo habéis vivido este boom del running en la provincia y en España?

JM: Me parece fantástico que cada vez haya más gente que se dedique a correr, muchos de ellos no compiten en el circuito, simplemente les ves corriendo por el campo o por la vía verde, pero lo que más me agrada es ver a cada vez más mujeres corriendo, eso es bueno porque se realizan mejor como personas, porque denota que tienen más tiempo libre. Detrás de cada mujer que puede hacer deporte, hay un hombre que la ayuda, que se implica en la corresponsabilidad en el hogar. Esa incorporación porcentual cada vez mayor de la mujer en el deporte, y en este caso, en el mundo del running, es fantástica.

EZ: Fue uno de los objetivos que nos marcamos. En la primera carrera del circuito, en La Solana, se inscribieron 4 mujeres, y ahora mismo en un 10.000, por ejemplo el año pasado en Socuéllamos, había casi 400 o 500 mujeres, de 1.200. Casi un 40 por ciento. Eso es muy importante, y también con los niños, cada carrera del circuito tiene su versión mini, porque trabajamos en la promoción del deporte desde la base y porque son los futuros corredores, y si queremos que esto tenga continuidad, tenemos que sembrar esa semilla entre los chicos. Y todo eso también convierte en una fiesta cada carrera que se celebra en un municipio.

Estamos hablando de correr por asfalto, pero ya ha llegado el siguiente paso, correr por el campo. ¿Cómo lleváis vosotros esa faceta?

JM: Lo probé para entrenar, me gusta entrenar por el campo porque es cierto que las articulaciones sufren menos, y ya me empecé a animar, siempre tienes amigos que están más locos que tu, y te van enganchando. En todas las experiencias que he tenido por el campo he disfrutado muchísimo. Correr entre las jaras, conocer lugares en los que sólo puedes correr el día de la prueba, es una experiencia muy recomendable.

EZ: Nosotros en Miguelturra tenemos la suerte de salir de casa y tener caminos a 300 metros, siempre entrenamos por ellos. Y después he hecho 3 incursiones en montaña, el circuito hizo el año pasado una carrera en Puertollano, hice también Corral, y este año he hecho la Vicarruta. Voy poco a poco, pero sí que me gusta, porque el campo es mucho más bonito que el asfalto, y nos va atrayendo.

DSCN8769

Eduardo Zurita y Javier Morales intercambiando camisetas de club

Y regresamos al principio, a lo que une este deporte y que ha quedado de manifiesto a lo largo de esta charla.

EZ: El Running une en todos los sentidos, aunque nosotros estemos aquí como servidores públicos que hemos sido, creo que lo principal es que somos personas, y a partir de ahí en cualquier actividad de la vida y en este caso en el deporte, tenemos que hablar, sentarnos, llegar a consensos en todo. En el deporte, por encima de todo está el trabajo en equipo, como decía Javier, en este caso individual, pero al final lo que prima es el colectivo, lo bonito es el trabajo con el club. Siempre tenemos que estar en la vida para sumar, en ningún caso para restar.

JM: Yo creo que si los políticos en general hicieran más deporte, habría menos problemas. Llegaríamos a más acuerdos porque te ayuda mucho a plantearte la vida de otra forma, y te das cuenta de que lo que en principio crees que son problemas, cuando vas corriendo te das cuenta de que hay cosas bastante peores. Te amuebla bastante bien la cabeza. Cuanto más deporte hagan los políticos, más consenso habrá en España.

Gemma Arenas – Entrenamiento y genética

Citamos a Gemma Arenas en el lugar en el que comenzó a forjar su leyenda. Las pistas del Polideportivo Rey Juan Carlos I de Ciudad Real han sido el salón en el que esta almagreña se ha coronado hasta en cuatro ocasiones como la reina del atletismo de Castilla-la Mancha, venciendo en la mítica distancia del maratón. Tocó la gloria sobre el asfalto y decidió pasarse al campo, donde también está consiguiendo resultados tan importantes como el campeonato de España de Ultra Trail del año pasado.

Casada, comparte su pasión por este deporte con su marido Agustín Luján, y reparte su vida entre su trabajo, sus hijos y los entrenamientos. Atiende a Runin926 para recordar su trayectoria deportiva, para conocer a la persona que hay detrás de la atleta y cuáles son sus objetivos de cara a este 2015.

3

¿Cómo es la Gemma que los aficionados al atletismo no conocen?

Soy una persona corriente, como cualquier otra, dedicada a un trabajo, a una familia con mi marido y los dos niños, y sacando un ratito para el deporte, que me encanta, sobre todo correr.

¿Y cómo empezó su afición al atletismo?

Cuando estaba en el colegio, se me daba muy bien correr, sobre todo el campo a través, que en aquella época estaba muy de moda. Pero cuando terminé la etapa escolar, en mi pueblo, Almagro, no había escuela de atletismo, así que empecé a trabajar y lo dejé todo. En el 2004, el por entonces mi novio fue a correr la media maratón de Madrid y yo le acompañé. Tanto me gustó el ambiente y ver a la gente correr que me propuse hacerla yo al año siguiente. Y así fue, la preparé y en 2005 hice mi primera media maratón con una marca de 1 hora y 58 minutos, pero lo más importante es que disfruté un montón con aquella experiencia. A partir de ahí seguí participando en algunas carreras, pero no a nivel de competición, fue después de casarnos cuando nos propusimos dedicarle más tiempo. Hemos tenido mucha suerte y entrenando hemos conseguido tener buenas marcas.

2008 también fue un año importante, porque ahí se produce su primera participación en el Circuito Provincial de Carreras Populares. Podríamos decir que aquello fue un gran punto de inflexión en su trayectoria deportiva.

2

El circuito ya llevaba un año, pero yo no estaba inscrita porque apenas había empezado a correr. Participé en las cuatro últimas pruebas y fue muy bonito y me gustó mucho el ambiente que se vivía. Eso me decidió a inscribirme el año siguiente y aquello fue un aliciente muy bueno para mí, de hecho desde entonces he estado inscrita todos los años, excepto los dos en que tuve los embarazos. El año pasado sólo pude correr cuatro pruebas, y las gané, porque estaba más centrada en la montaña y me coincidían muchas carreras. Pero puedo decir que en el circuito he hecho muchas amistades y creo que siempre las tendré.

Hoy estamos en el Polideportivo Rey Juan Carlos I, un sitio bonito para ti, porque aquí ha conseguido sus cuatro triunfos en el Maratón Popular de Castilla-la Mancha.

También he ganado alguna vez el 10.000, la Carrera Urbana que forma parte del Circuito provincial. Me encanta correr tan cerca de casa porque siempre tienes mucha motivación.

En 2014 llega el paso a la montaña, otro punto de inflexión muy importante.

La verdad es que sí, la montaña es muy divertida, también he tenido la suerte de congeniar muy bien con ese terreno, a pesar de no tener muchas opciones de poder entrenar cerca de casa. Me he adaptado muy bien, he tenido varias victorias e incluso puestos interesantes, como en el pasado Ultra Pirineu, última prueba de la Copa del Mundo, donde corrí con las mejores y quedé cuarta. Estoy muy satisfecha con los resultados conseguidos hasta el momento, y de cara a este año tengo nuevos proyectos en mente y espero afrontarlos con un gran éxito también.

Entramos ya en el terreno de lo personal. Esta es una pasión compartida con su marido, Agustín Luján, imagino que eso también ha tenido mucho que ver en esa progresión tan espectacular que ha vivido en su trayectoria como atleta.

A él también le gusta, aunque siempre ha sido más de bici, más triatleta, incluso natación. No tenía tanta afición por el asfalto, pero al conocer el mundo de la montaña le ha encantado. Es totalmente distinto, subes, bajas, corres de una manera muy diferente. Te permite poder olvidarte un poco del reloj, porque en asfalto siempre estás controlando el ritmo que llevas.

En cambio, en su caso, sí que ha sabido sacar el gusto por ambas disciplinas.

A mí correr rápido me gusta mucho, pero he conocido la montaña, es un mundo totalmente distinto y se me está dando bien, así que quiero aprovechar estos años. Luego ya, cuando no tenga el nivel para estar en la élite, seguiré corriendo tanto en asfalto como en montaña, pero a nivel popular, porque lo importante es correr. Aprovecho para animar a la gente a que haga deporte porque es algo que te aporta muchísimas cosas positivas.

Hablábamos antes de puntos de inflexión en la trayectoria deportiva, pero también hay momentos muy importantes en su vida personal. Me refiero al nacimiento de sus dos hijos, aunque sorprende la capacidad que ha tenido para que su vida no cambie un ápice respecto al deporte.

Con la gran ayuda de mis padres y de mis suegros, que son quienes se quedan con ellos cuando voy a entrenar o cuando hago un viaje largo, he podido compaginarlo. Siempre que puedo me los llevo para disfrutar de ellos cada vez que corro, y la verdad es que lo he llevado bastante bien, aunque he tenido dos cesáreas me he recuperado muy bien en los dos casos y enseguida he vuelto a correr, y además disfrutando de la familia.

Ese es otro aspecto muy sorprendente, un nacimiento con cesárea, y prácticamente al mes ya estaba de vuelta al asfalto

Después de nueve meses de no hacer nada tenía muchas ganas de volver a correr, y aunque fueran cesáreas yo notaba que me recuperaba pronto y volvía a hacer buenas marcas, reconozco que eso es una pasada.

“Me gustaría poder correr alguna carrera con mis hijos”

Esto también puede ser un ejemplo para muchas mujeres que son deportistas y que en algunos casos con la llegada de los hijos abandonan un poco esa faceta.

Siempre que tengas ayuda, puedes sacar un rato para ir a entrenar y también para disfrutar de ellos.

Cuéntenos cómo es su día a día en cuanto a esa conciliación de las vidas laboral, familiar y deportiva.

Tengo reducción de jornada en el trabajo y sólo voy 15 días al mes, por lo que la otra mitad la tengo libre. Los días que trabajo, a los peques los veo un poco menos porque cuando salgo tengo que ir a entrenar, pero tampoco entreno todos los días. Suelo entrenar cuatro días a la semana, incluyendo la competición, por lo que los otros tres días puedo disfrutar más de ellos. Y en cuanto a la quincena en la que no trabajo, los dedico más a entrenar y más a estar con ellos.

¿Hasta cuándo se ve corriendo?

Si les gusta este mundo, a mí me gustaría por lo menos llegar a correr alguna carrera con mis hijos.

Para entonces lo normal es que haya vuelto al pelotón popular, a vivir el atletismo desde una perspectiva diferente a la de ahora.

Yo empecé en el grupo de atrás y he ido evolucionando con los años. Ha sido un proceso de entrenamiento y de experiencia lo que me ha hecho mejorar. Pero yo he sido corredora popular y esa experiencia me ha encantado, claro que me gustaría volver a vivirla.

¿Ha echado en falta más ayudas, de nivel institucional o de otro tipo?

Todos sabemos que este deporte, el atletismo, no suele recibir muchas ayudas. A lo mejor si eres muy buena y despuntas mucho puedes tener algo más. Ahora en la montaña estoy consiguiendo algunos logros como ser campeona de España de Ultra, y eso también te da más nombre, y sí que este año voy a tener unos patrocinadores que me van a aportar una cantidad económica para ayudarme por lo menos en la Copa del Mundo y en el Campeonato del Mundo, que no salga todo de nuestro bolsillo.

Aquí en la provincia ya es muy conocida, pero además, estos nuevos éxitos en la montaña le están permitiendo darse a conocer en otros ámbitos.

Es algo que me ha sorprendido mucho del cambio del asfalto a la montaña. Que vayas a un sitio a correr y la gente te reconozca es una pasada, incluso se quieren hacer fotos contigo aunque yo me considero una persona normal y corriente.

Hablemos de futuro, viene un año muy cargado pero con proyectos muy bonitos.

Cargado porque es todo de ultras prácticamente, pero con muchas ganas. Haré también pruebas en línea que me van a servir de entrenamiento, porque me gusta que uno de los días de entrenamiento a la semana sea de competición, eso me permite descargar un poco el tiempo entre semana para dedicarlo a otras cosas. Espero que sea un buen año y que pueda conseguir los objetivos planteados.

Gemma Arenas se despide con gratitud hacia Runin926, esta nueva publicación que ha contado con ella para su estreno. Mucha suerte a la atleta almagreña a la que deseamos un año en el que pueda alcanzar todos sus objetivos.

Entrevista: Wenceslao Montarroso

Fotografia: Carlos García-Donas Fernández

Datos Personales

Gemma Arenas

37 años

Casada y con dos hijos

Fechas:

2005: Corre su primera media maratón en Madrid con un tiempo de 1h 58′

2008: Se inscribe por primera vez en el Circuito Provincial de Carreras Populares

2011: Consigue su primera victoria en el Maratón Popular de Castilla-la Mancha (luego llegaría tres más en 2012, 2014 y 2015).

2014: Primera experiencia en la montaña, gana la Maratón Alpina de Jarapalos y los 101 kilómetros de Ronda

2014: Se proclama campeona de España de Ultra

2014: Segunda en la Copa de España, gana 3 de las 4 pruebas en las que participa

2014: Participa con la selección española en el Campeonato de Europa Ultra, logrando la séptima plaza individual y la primera por equipos.